Web oficial: www.coloursforbaby.com

Problemas con la máquina de coser


Hola a tod@s hoy os voy a hablar de los problemas más comunes que nos puede dar la máquina de coser.
Vamos a incidir en todos los puntos que tenemos que tener en cuenta para que nuestra máquina no pare..


Recuerda que te puedes suscribir al curso siguiéndonos por google+ o Blogovin o en este enlace en la newsletter .
Hay varios factores que pueden influir en que nuestra máquina nos de problemas de costura. Os voy a ir detallando poco a poco cuáles son los elementos más comunes que tenemos que tener en cuenta.

 El hilo: Hay en el mercado, como en todo, hilos de calidad que pueden resultar caros, e hilos baratos. Estos últimos suelen ser un poco más gruesos y menos definidos que los otros. En mi opinión os recomiendo utilizar los mejores en la medida de vuestras posibilidades, especialmente cuando vayamos a hacer ojales (esto lo hablaremos con calma cuando nos dediquemos a ellos).

Pero no sólo es cuestión de calidad, el hilo además tiene que cuidarse. Sí, como una buena crema o un maquillaje, el hilo también puede cambiar sus propiedades si no lo tenemos guardado correctamente. Es algo que si no te lo cuentan, no se sabe. De nuevo Txiqui de Seoane Textil, nos indica la importancia de usar un buen hilo para coser y nos apunta esta anécdota que demuestra la importancia de tenerlos bien conservados: 

"Si el hilo es malo, no está lubricado correctamente y dará problemas de tensión. Además, usar hilos que llevan mucho tiempo a la intemperie, al polvo, al sol, a la luz .. está muy de moda tener los hilos así sin tapar, en portaconos muy vintage, pero eso a la larga estropea los hilos.. y si son de mala calidad, aun más.  Una clienta venía siempre con problemas de la Juki 600 y a mí me chocaba tanto porque yo la tuve y las vendo.. y no da ni un problema.. de tensiones.. y ella insistía que le hacía sueltas. Hasta que un día la trajo con el hilo puesto y vi que era un hilo barato que se vende mucho en algunas tiendas y que va mal por estar mal lubricado. Si es nuevo y estuvo en una caja tapado puede, pero esta chica lo compraba en un sitio que lo tenían hacía años allí en unos expositores en el escaparate. Yo me acordé  de que justamente este hilo mi recubridora no lo 'quería'... y le dije, prueba con este hilo Gutterman que yo tengo aquí.. , uno que uso para probar las máquinas.. y listo! empezó a usar otro hilo y la máquina dejó de hacer sueltas.  Fijaros, en uso industrial, hay profesionales que rocían las bobinas de hilo con silicona en spray, para que el hilo "corra" más...

Así que ahora ya sabéis, los hilos tienen una lubricación óptima y necesaria. Debemos conservar nuestros hilos, los buenos y los que no lo son tanto todavía más, en lugares donde no les dé la luz y el polvo. No es difícil tenerlo en cuenta ahora que sabemos su importancia.

Otro elemento importante que también nos señala Txiqui, es la canilla. Algo que parece un accesorio inofensivo, elemento básico a simple vista, pero que puede también estropear nuestra costura a máquina. Esto es lo que opina nuestra experta en máquinas de coser al respecto: 

La canilla es otro punto que hay que tener en cuenta, usar la de la máquina o en su defecto una igual.. igual en ancho, alto.. y sobre todo no llenarlas en exceso de muchos hilos distintos. No usarlas cuando estén con muescas o dañadas , porque ahí se engancha el hilo.. y comprobar de vez en cuando que la canilla esté en perfectas condiciones , a veces se van abombando, o deformando de llenarlas mucho. Es conveniente tener siempre una nueva para comparar.. y si veis que la canilla no es del mismo tamaño que la nueva porque se ha deformado, deshaceros de ella."

No puedo estar más de acuerdo, canilla inadecuada, en mal estado o a la que se le da mal uso, sólo nos va a dar problemas. ¡Hay que recordarlo siempre!

La aguja: Otro tema importante a tratar. Cada tipo de tejido necesita su aguja. Ya os adelanto aquí que debéis tener a mano agujas adecuadas para el tipo de tejidos que vais a utilizar. Es decir, si cosemos habitualmente vaqueros, tendremos a mano la aguja especial para ellos.

Pero OJO: las agujas las podemos comprar en muchos comercios, pero siempre deberíamos adquirirlas en aquellos que son especializados, como las tiendas de reparación y venta de máquinas de coser.

En la actualidad hay agujas especiales para cada material y debemos aprovechar esto, que sin duda es una ventaja respecto al pasado. Por eso utilizaremos agujas para tejidos duros cuando cosamos vaquero. Así veremos que la aguja no se ve forzada, no se dobla y cose con fluidez un tejido como ese.

Y del mismo modo, no utilizaremos la aguja que hemos comprado para coser vaqueros, cuando cosamos gasa. Nos estropearía las fibras del tejido. Para este tipo de telas hay agujas finas que lo cosen adecuándose a la necesidad de finura que tenemos con esa tela.  
También hay específicas para la lycra, cuero o cuando cosemos con hilo metálico, ¿que cuales son? Sólo tenemos que ir al establecimiento especializado, o venta online y dejarnos aconsejar.

Os insisto:  !!no utilicéis la misma aguja para todo!!
El tener variedad de agujas en casa no lo tenemos que ver como un gasto inconveniente, sino como algo que nos va a venir bien en nuestra costura y nos va a facilitar trabajo. Por tanto es una inversión.

 Ahora vamos a los problemas más comunes que nos puede dar una máquina de coser y cómo solucionarlos: 

En primer lugar os voy a refrescar con esta foto cómo es la máquina de coser y qué partes la componen: 


Enhebrar correctamente el hilo en la máquina: "Apagar y volver a encender" igual que con el ordenador, en muchos casos cuando la máquina da problemas, basta con enhebrar y desenhebrar. A veces en la parte trasera de la costura nos sale el hilo a borbotones, simplemente se debe a que no se ha enhebrado bien.
 Asi que lo que debemos hacer es enhebrar de nuevo, con calma y ya veréis como la cosa cambia.

Regular la tensión: Para ello debemos averiguar manual en mano la tensión óptima de nuestra máquina, en función de lo que vamos a coser. 

 El hilo superior no debe alcanzar la parte inferior y el hilo de la canilla nunca debe alcanzar la parte superior.
Este esquema es muy ilustrativo: 


Consejo: Si el problema de tensión es severo y no sabemos cual es número apropiado, ni podemos averiguarlo, por no tener el manual, podéis llevarla a ajustar y cuando os la devuelvan y cosa perfectamente, anotar dónde están situadas las ruedecillas y así ya tenéis la referencia.


Elegir la puntada apropiada: Esto es algo obvio, pero  conviene recordarlo. Nuestra máquina nos ofrece una variedad de ellas y debemos reconocer la que vamos a usar para coser recto y en zigzag. Esto para empezar, después ya iremos viendo en este curso otras posibilidades, dependiendo del proyecto que queramos hacer. 

Ayudarnos del prensatelas apropiado: También es importante, el básico de una máquina de coser para hacer ojales o para poner una cremallera no son los más adecuados. Merece la pena también ir invirtiendo en ellos, ya que así coseremos más con mejores resultados y con menos esfuerzo. Poco a poco en el curso los iremos viendo, ya veréis como merece la pena tener una nutrida colección, tal y como sucede con las agujas de la máquina.


La canilla: Una vez tenemos todos estos elementos controlados, vamos a concentrarnos en la canilla; Txiqui ya nos ha hablado de su importancia, y de tenerla en perfecto estado. Ahora os contaré en unos sencillos pasos cómo debemos actuar para tener esta zona perfecta, dentro de lo que podemos hacer nosotras mism@s en casa con ella.

  1. 1. Abrimos la cubierta de la canilla y la retiramos de la máquina. Observamos  el compartimiento de la bobina y nos  aseguramos de que el hilo no se haya ido acumulado en esa zona.  Si hay nudos o hebras, los quitamos con los dedos o una pinza.

     2. Nos fijamos que la canilla esté bien colocada dentro del compartimiento e           instalada correctamente. Según el tipo de máquina va colocada  de                   diferente forma. Si no tenemos mucha experiencia con esa máquina nos             aseguraremos de cómo debe ir, consultando el manual.



  1. 3. Una vez más os remito a lo que nos indicaba Txiqui, el hilo en la canilla debe estar bien repartido. No podemos esperar que todo vaya bien si el hilo está irregularmente dispuesto. 
  2. Importante: Utilizar siempre el devanador de canilla, a veces por prisa nos puede parecer que ahorramos tiempo, haciéndolo a mano de cualquier manera y si después por hacerlo así debemos descoser, no compensa el ahorro de tiempo.
  3. 4. Limpia el mecanismo de la lanzadera y el compartimiento de la canilla con un cepillo pequeño y suave; puede ser uno para maquillaje y un paño pequeño de algodón. Quita el polvo y las fibras que puedas, pero nunca soples para deshacerte del polvo, ya que así se acumula en zonas donde no vamos a poder acceder y nos dará más problemas.
  4. 5. Damos unas gotas de aceite para máquinas de coser a las piezas móviles de la lanzadera. Para ello usamos  un bastoncillo (de los oídos) que nos  permita aplicar el aceite sobre las zonas  con apariencia de bisagra. Pero ojo: 
  5.        Para esta acción no uséis demasiado aceite, lo mejor es aplicarlo con                  medida, unas pocas gotas son suficientes.
  6. 6. Se vuelve a colocar la canilla en la máquina y probamos a coser  a lo largo de un trozo de tela a modo de prueba.  Si ya cose con normalidad, ya podemos pasar a coser de modo normal con nuestra máquina en proyectos de costura definitivos.
Y si a pesar de tratar todos estos factores con especial cuidado, la máquina nos sigue dando problemas, lo mejor es que la pongamos en manos de profesionales cualificados. Txiqui, del equipo de Seoane Textil, nos indica lo que pueden hacer por tu máquina cuando los problemas son importantes: 

"Somos taller de reparación industrial y doméstica. Reparamos las máquinas que nos envíen. Si la cosa es muy complicada porque requiere cambio de piezas electrónicas o cartas.. a veces optamos por mandarlas a la casa, sobre todo si la máquina está en garantía.. Nosotros cubrimos garantías de las máquinas que vendemos. Así que cuando vemos que la avería es de cartas electrónicas o de carácter informático, la enviamos a la casa para que valore el cambio en caso de garantía de piezas. Nosotros, como vendedores, podemos indicar que existe ese defecto y la casa comercial no creérselo, por eso en esos casos lo mejor es enviarlas.

Lo de las máquinas es un mundo, en las mecánicas básicas, puede que una persona mañosa de con la avería, pero si son de estas que ya llevan cartas electrónicas o temas de usb y todo eso, a veces se trata de reparaciones microscópicas o de cambio de piezas por otras nuevas.. y eso es complicado hacerlo uno mismo.."

Qué gusto aprender datos directos de una profesional, ¡gracias una vez más Txiqui!

Y ya hemos llegado al final por hoy, Espero que os haya resultado interesante. 
Ahora que ya conocemos un poco mejor la máquina de coser, ya podemos seguir practicando con los ejercicios que la semana pasada os comentaba y calentar motores ya que la semana que viene vuelvo el jueves, día 24 con un proyecto que proponeros, súper fácil y con patrón descargable...¿qué será, será?

  1. Si te ha gustado sígueme y no te pierdas nada: 

     facebook google_plus pinterest  Follow on Bloglovin

Share:

9 comentarios:

  1. Que buena entrada; son cosas tan básicas que a menudo pasamos por alto unas veces por desconocimiento y otras por "a ver si cuela".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! No puedo estar más de acuerdo contigo...Todas lo hemos hecho, pero "el que mal anda, mal acaba" y al final lo mejor es intentar hacer las cosas lo mejor que podamos. Ya sabes "vísteme despacio que tengo prisa".

      Eliminar
  2. Hola:

    Me encantaría que me ayudara... Yo no soy muy práctica con la máquina de coser, esa es mi primera verdad, pero soy paciente y acuciosa y me gusta aprender. Tengo la máquina de coser que era de mi madre, una Negrita de Singer muy vieja (años 40), cuando la abrí para coser estaba totalmente trancada, pero buscando aquí y allá la limpié, la aceité y después de dos días logré que cosiera de nueva.

    Pensando que ya había superado todos los inconvenientes corté mis telas (cosía de lo mejor) y en mitad de mi trabajo comenzó a hacer una montaña de hilos aglomerados y en total desorden (por la parte de atrás) y no encuentro cómo solucionar eso. No cambié de tela, no cambié de hilo… Por favor, me ayudan?

    Gracias y Bendiciones

    ResponderEliminar
  3. Hola Fuenmita, yo misma tengo una máquina de similares características. Creo que el problema puede ser la tensión de los hilos, en concreto que tengas la tensión del hilo de la aguja demasiado fuerte. A pesar de que estas máquinas son sencillas en su manejo por no llevar motor, el tema de las tensiones debe ser calibrado por un profesional, ya que no es tan sencillo como en las máquinas actuales en las que puedes graduarlo según los números que vienen en el manual. He consultado el manual de mi máquina y lo único que indica es que debe ajustarse soltando ligeramente el tornillo donde se ajusta la tensión de este hilo superior.
    Espero que puedas ponerle remedio, ya que me encanta ver la ilusión con la que te tomas la costura. Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ETSY Shop / Mi tienda ETSY

Visita mi otro blog

Instagram

Sígueme en Google

LionsHome

Sígueme por email

Translate

Mar de Telas

Ropa Handmade

Seguidores

Facebook


Post populares

Con la tecnología de Blogger.

Estoy en Madresfera

Rincón del Blogger

También en Paperblog

Red Facilísimo

Somos Craftlovers

Blogovin

Páginas vistas en total